ASAMBLEA GENERAL EXTRAORDINARIA

Por medio de la presente se te convoca a la Junta General Extraordinaria que se celebrará D.M. el día 01 de Octubre de 2017, a las 11:00 horas en primera convocatoria y a las 11:30 horas en segunda convocatoria, en los Nuevos Salones Parroquiales (junto a Santa Corona), con el siguiente orden del día:

 

  1. Lectura y aprobación del Acta Anterior.
  2. Explicación de la situación del proyecto de edificación de nuestra Casa de Hermandad / Asociación.
  3. Debate y votación sobre la posible alteración del paso del Jueves Santo, “Cristo de la Agonía” para la Semana Santa de 2018.
  4. Ruegos y preguntas.

 

Por la importancia de los asuntos a tratar se ruega encarecidamente tu asistencia. Conforme a derecho tu no asistencia implica acuerdo con los temas y asuntos que se traten y las decisiones que se adopten.

En los documentos adjuntos podréis consultar los planos definitivos de la Casa de Hermandad.

 

PLANTAS Y ALZADOS

SECCIONES

 

 

Sin otro particular

 

 

La Junta Directiva  

Anuncios

ACTOS DE CULTO EN HONOR DE LA VIRGEN DE RIÁNSARES

Con motivo de la celebración de nuestras Fiestas Patronales, la Hermandad de la Virgen de Riánsares nos ha traslado como viene siendo habitual los horarios de los diferentes actos de culto organizados en honor de nuestra Patrona:

DIA 7 DE SEPTIEMBRE.- SALVE EN HONOR A LA SANTÍSIMA VIRGEN UNA VEZ FINALIZADA LA OFRENDA DE FLORES

IMG-20170829-WA0003

DÍA 8 DE SEPTIEMBRE.-

A las 11:00 horas Solemne Eucaristía en el templo parroquial

A las 20:30 horas Procesión de nuestra Patrona por el itinerario de costumbre

Aunque la Directiva de nuestra Hermandad participará como viene siendo habitual en estos actos y muy especialmente en la Procesión del día 8 a través de la presencia de nuestro Guión, todos los hermanos quedan invitados a participar de los mismos.

 

CAPILLA ITINERANTE

Después de casi un año y medio, nuestra capilla itinerante ya ha terminado su recorrido por los distintos domicilios que en su momento comunicaron su intención de ser incorporados en la lista que maneja la Junta Directiva.

Hay que destacar la labor de nuestro hermano Alberto Castejón Gabaldón que ha sido quien durante este año y medio se ha ocupado de custodiar la capilla, contactar con las personas interesadas en recibir en su domicilio nuestra capilla y ir actualizando la lista original.

IMG-20170828-WA0006

Durante los próximos días y hasta que pasen las fiestas patronales la capilla no reiniciará su visita a los domicilios de nuestros hermanos. Por ello durante estos días todos aquellos hermanos que en su momento no fueron incorporados en la mencionada lista tiene la oportunidad de hacerlo.

Para ello sólo deben contactar con cualquier miembro de la Junta Directiva.

EL DESCENDIMIENTO EN ESPAÑA (IX): Zaragoza

Para conocer la historia y el desarrollo de la Cofradía del Descendimiento y de las Lágrimas de Nuestra Señora es preciso remontarse a la segunda mitad del siglo XIX y explicar cómo fue la evolución de la Real Congregación de la Anunciación de Nuestra Señora y de San Luis Gonzaga. Es en 1860 cuando un grupo de jóvenes universitarios funda esta Congregación  con un carácter eminentemente mariano y gobernada por un sacerdote bajo el título de Director.  Entre sus obligaciones se destacan: la realización de ejercicios espirituales y el socorro a niños pobres durante la festividad de San Luis facilitándoles la primera comunión.

Su nomenclatura, REAL, obedece a que en 1861 la Reina Isabel II  acepta el nombramiento como Hermano Mayor perpetuo para la figura del Príncipe de Asturias y el de “DE LA ANUNCIACIÓN” es debido a que en 1863 se agrega a la Congregación Primaria de Roma que le obliga a incluir en su denominación la advocación de la Virgen.

Descendimiento_zaragoza

Saltamos hasta 1935, para encontrar la primera idea de la creación de la Cofradía y esto fue así porque es en esa época, cuando la Hermandad de la Sangre de Cristo (que era la que se encargaba de organizar la procesión del Santo Entierro) solicita la colaboración de las Asociaciones Católicas para el desarrollo de la procesión, ya que las personas que encargaban de sacar los pasos por aquel entonces, los llamados TERCEROLES, se declararon en huelga.Tras el paréntesis de la Guerra Civil se reinician los trámites para la fundación de la Cofradía.

cofrades_descendimiento

Se decide que sea del Descendimiento porque en el grupo escultórico que ya existía (desde 1847 y propiedad de la Hermandad de la Sangre) existía la imagen de una Virgen que se vinculaba directamente con el carácter mariano de la Congregación (de hecho, de ahí tomará la advocación de Nuestra Señora de las Lágrimas). El 4 de noviembre de 1939, la Hermandad de la Sangre cede en usufructo el paso del Descendimiento y será el 4 de mayo de 1942 cuando finalmente se aprueben sus Estatutos, fijándose su sede canónica en la Iglesia de San Cayetano. Y se adopta como escudo el anagrama de las Congregaciones marianas enmarcado por un hexágono, anagrama que significa “A Cristo por María” y como colores, el blanco y morado.

La primera salida procesional será en 1940 en la procesión del Santo Entierro. En 1941, participó el martes Santo en la procesión propia del Descendimiento, que será trasladada al Jueves en 1963.

En un principio los desfiles procesionales iban acompañadas de bandas de música militares o de distintas instituciones, hasta que en 1959 serían los propios cofrades los que crearon una sección de instrumentos que tendría su estreno procesional en 1962 con 10 tambores y 2 timbales.

En 1961 ante la escasez de hermanos se inició una campaña para incorporar a la Cofradía a los estudiantes del Colegio del Salvador, de modo que de 150 hermanos se pasó a 340 pero esto obligó a cambiar la procesión del Descendimiento al Jueves Santo ya que coincidía con la fecha de exámenes. Es en 1975 cuando se incorporaron los bombos a la Banda y en 1982 con la redacción de los Nuevos Estatutos se elimina la obligación de ser varón para poder ser hermano.  En 1990 se alcanza la cifra de 500 hermanos siendo en la actualidad cerca de 1200 hermanos.

descendimiento_zarag

La Cofradía del Descendimiento cuenta con una de las obras escultóricas más importantes del siglo XIX en Aragón. Es en 1847 cuando se decide la realización del Descendimiento de la Cruz a cargo del escultor bilbilitano José Alegre, según diseño presentado por el mismo, con 8 figuras con un coste de 1000 reales de vellón cada una, y tomando como modelo una pintura de Rubens ubicada en la catedral de Amberes.

Se emplea para su elaboración madera de pino, peral y cerezo. Su estilo es un ejemplo de barroco aragonés.

 

  • Las figuras forman con la cruz (como eje central) y las escaleras un conjunto piramidal.
  • Pueden diferenciarse dos grupos: uno primero formado por figuras unidas a la Cruz, que incluyen a un joven encaramado a uno de los brazos de la Cruz (que se identifica según la tradición apócrifa con Longinos) y en el otro brazo aparece José de Arimatea, Cristo aparece en el centro de la escena y sujetándolo desde abajo San Juan y Nicodemo. El segundo grupo se forma por la Virgen en actitud de mater dolorosa y María Magdalena.

Hasta 1851 el Paso no llegaría a estar completo. Se completa con un paño situado en el suelo en primer término conteniendo clavos, tenazas y una corona de espinas y sabanilla para descender a Cristo. Tenía faldas y se iluminaba con faroles de hojalata y cristal situados en los ángulos y las mitades de los lados que conformaban la peana. Inicialmente, como ya se ha señalado anteriormente el paso se portaba a hombros por los llamados Terceroles.

En 1908, el paso es carrozado, estucado y policromado.

En 1944 se reforma y se restaura el paso a cargo de los hermanos Albareda, las esculturas fueron policromadas  y encarnadas de nuevo. Dicha policromía se realizó por la técnica del estofado, para la iluminación se encargaron 4 faroles de forja del artista Manuel Tolosa Sábado y se le añadió una greca a lo largo de toda la carroza.

En esos mismos años se añadió una corona de bronce con filigranas y piedras a la imagen de la Virgen.

descendimiento_zaragoza_carroza

En 1974 se sustituyó el chasis de la carroza y se cambió la iluminación. En 1985 nueva restauración a cargo de Francisco Rallo, consistente en la consolidación y saneamiento de la madera, reparación de las grietas en los basamentos, reparación de los descascarillados, reposición de dedos rotos y restauración de encarnaciones. Y finalmente en 1996 nuevo repaso de las policromías.

Para más información:

http://www.cofradiadescendimiento.com

http://www.semanasantaenaragon.es

LA VIRGEN DEL SAGRARIO

Se trata del segundo gran cuadro que podemos contemplar en nuestra Parroquia de la Asunción, actualmente ubicado a los pies de la nave de la epístola aunque no siempre estuvo aquí tal y como nos relata Don Dimás Pérez en su obra “TARANCÓN EN LA HISTORIA” entre otros motivos por la diversas vicisitudes que ha sufrido nuestra Parroquia a lo largo de la historia.

 

IMG_20170814_192723

El cuadro representa a Nuestra Señora del Sagrario tal y como se venera en la catedral de Toledo, vestida con un manto de perlas y una gran corona. Esta corona está formada por ángeles en vuelo recordando una tradición de la época de la dominación árabe. El cuadro se encuentra flanqueado por dos pares de columna corintias con ménsulas en los intercolumnios. El cuerpo superior se compone de un lienzo enmarcado de sencillas pilastras que representa a la Santísima Trinidad rematado por un sencillo frontón con una cruz en el vértice y bolas en las esquinas.

IMG_20170814_192832

Sabemos que este cuadro así como el retablo en el que ahora se ubica fue donación de un ilustre personaje de nuestro pueblo, el conocido Doctor Rubio, gracias a la inscripción que aparece en el propio cuadro:

El doctor i Rubio presbit comissa del sancto oficio cathedralicio de philosofia de visperas y oi de prima de medicina en la Universidad de To por su devoción hizo copia de esta sanc santiss señora del Sagrario.

La vinculación del personaje con la Virgen del Sagrario, se puede entender en primer lugar porque esta imagen es la patrona de Toledo y además era celebrada con mucha solemnidad por el Colegio de Santa Catalina y por la misma Universidad. En el propio retablo y en el cuadro se representan una serie de escudos de armas en las que aparece como elemento destacable la RUEDA, que nos recuerda el martirio de Santa Catalina.

IMG_20170814_192926

Dado que el Doctor Rubio ejerció como profesor de medicina entre 1640 y 1660, podemos datar la ejecución de la obra en la segunda mitad del siglo XVII. Lo cual incluye a nuestro personaje en la “moda” detectada en esta centuria de efectuar copias de la imagen de la patrona de Toledo, tanto para particulares como para parroquias e instituciones ubicadas en la diócesis de Toledo (otro cuadro de similar factura lo podemos encontrar en la Iglesia Parroquial de San Juan Bautista de Arganda del Rey)

La tradición dice que la imagen que se venera en la catedral de Toledo era propiedad de los Apóstoles y que fue traída por San Eugenio, hubo de ser ocultada en época de los musulmanes y restituida después por el rey Alfonso VI cuando reconquistó la ciudad. Recibió el nombre de VIRGEN DEL SAGRARIO por encontrarse el lugar conocido como sacrarium donde se guardaban las reliquias de los santos y los vasos sagrados de mayor valor.

 

EL DESCENDIMIENTO EN ESPAÑA (VIII): Ciudad Real

Corresponde a la Humilde y Fervorosa Hermandad y Cofradía de Nazarenos del Santísimo Cristo del Amor en su Santo Descendimiento en la tarde noche del Viernes Santo sacar a las calles de Ciudad Real el paso que representa el momento del Descendimiento de Cristo de la cruz.

ESCUDO DESCENDIMIENTO NUEVO poca calidad

Se tienen noticias de la reorganización en 1688 en la Parroquia de Santa María del Prado de una Hermandad de Esclavos del Descendimiento siendo además este momento cuando el clero de esta Parroquia hace entrega de la efigie que se veneraba en la Capilla del Dulce Nombre de Jesús, paso e insignia del Descendimiento a la Esclavitud. En estos primeros momentos la Hermandad no podía estar formada por más de 41 miembros, 8 para sacar el paso y 33 más, uno por cada año de la vida terrena de Cristo.

Esta no seria la única reorganización que experimentaría la Hermandad, ya que de nuevo en 1770 se redactan unas nuevas ordenanzas, en las cuales se eliminaría la limitación en el número de hermanos. Se sabe que ya en 1771 la Hermandad participa en la procesión del Viernes Santo.

Las siguientes reorganizaciones se produjeron en 1889 y 1939. Durante este periodo de finales del siglo XIX y principios del siglo XX la Hermandad contaba con cerca de 66 hermanos, que pagaban una cuota anual de 2.50 pesetas y que al fallecer recibían como ayuda para el entierro unas 24.50 pesetas. En toda su historia la Hermandad ha estado muy vinculada al gremio de la construcción, de hecho la mayoría de esos 66 miembros eran albañiles, y en la primera reunión efectuada después de la Guerra, la mayoría de los asistentes estaban vinculados a esta profesión.

El primer conjunto escultórico fue remodelado en 1889, y en 1902 se adquirió uno nuevo al madrileño Jesús Alsina Subiró, este grupo recibiría culto en la Ermita de los Remedios. Pero en 1936 y como consecuencia de la Guerra Civil todo el patrimonio de la Hermandad es destruido no siendo hasta 1944 cuando llega el nuevo paso adquirido por la Comisión de Semana Santa.

descendimiento_ciudadreal

Los hermanos visten túnica negra, con capirote blanco y cordón dorado, pero no fue siempre así, en principio eran de bocací negro y a la altura del corazón llevaba bordado un escudo de seda negra sobre campo blanco, portando los hermanos un cirio de cera natural y un rosario.

En 1889 se añade una capa de color eminencia y en 1909  las túnicas pasan a ser de veludillo negro con un escapulario blanco y capillo de color blanco, que en el babero llevaba  bordado las insignias de la Hermandad, se añade el zapato negro y el guante blanco, los hermanos continuarán llevando cera natural hasta 1918 cuando se sustituyen por faroles de acetileno. En la actualidad, los hermanos visten de terciopelo negro y lanilla blanca y emplean faroles eléctricos, el uso del cordón dorado se impuso en 1979 cuando se sustituyo al fajín blanco.

descendimiento_ciudadreal2

El actual grupo escultórico es obra de Luis Marco Pérez, que originalmente lo talló para la Semana Santa de Cuenca, de hecho estaba comprometido con la Junta de Hermandades de Cuenca, Diputación y Ayuntamiento pero finalmente fue vendido a Ciudad Real. Consta de un total de 6 figuras, todas ellas de talla completa con una altura total de 530 cms.

Al pie de la Cruz encontramos a María Magdalena en actitud suplicante y portando un sudario con puntilla de encaje de bolillos y bordado en un extremo con hilo de seda dorada y pedrería la M de María. A su lado está la Virgen María, de pie sosteniendo en su mano derecha un rosario. San Juan al pie de la Cruz, recibe el cuerpo de Cristo apoyando ligeramente en su hombro la cadera de Jesús y sosteniendo con sus manos las rodillas una vez que se ha retirado el clavo de los pies. En este caso, son dos las escaleras que se muestran en la escena, una en la parte posterior de la Cruz y que sirve a Nicodemo para, desenclavar el clavo de la mano derecha y recoger el brazo muerto de Cristo para entregárselo a San Juan, el esfuerzo de la maniobra se refleja en la postura forzada de Nicodemo, que aparece asido al testero de la cruz y en la definición de los músculos de su brazo; la otra cruz está colocada delante de la Cruz, y permite a José de Arimatea recoger el cuerpo de Cristo por su espalda mientras el brazo izquierdo de Cristo recae en su hombro.

Cristo, presenta potencias en metal sobredorado con pedrería de Talleres Orovio (2003).

El paso es de estilo barroco, obra de Faustino Sanz Herranz (1967) con canastilla y respiraderos, tallados en madera y dorados en pan de oro con cuatro medallones que representan los atributos de la Pasión. Se completa con faldones de terciopelo negro con un galón dorado alrededos, llevando en su parte delantera bordado el escudo de la Hermandad.

LA VIRGEN DEL CARMEN

La Orden del Carmen tuvo su origen en el Monte Carmelo (en Palestina), parece ser que durante la celebración de una fiesta de Pentecostés unos fieles observaron la aparición de una nube sobre la que se encontraba la Virgen María de modo que decidieron fundar allí un templo en su honor y crearon la Orden de los Hermanos de Santa María del Monte Carmelo.

Si bien es cierto que como institución religiosa, dada las circunstancias sociales, políticas y religiosas de aquella época estaba destinada a desaparecer como tantas otras que allí tuvieron su principio, no olvidemos que se trataba de zona en la que poco a poco los ejércitos musulmanes iban ocupando el territorio y limitando la zona controlada por el Reino de Jerusalén.

Era un grupo heterogéneo formado por peregrinos y cruzados procedentes de la vieja Europa, decididos a experimentar la vida eremítica siguiendo la antigua tradición que desde los tiempos de Elías y Eliseo fundadores de los Hijos de los Profetas aún perduraba en aquel sagrado monte. En realidad no se tenía un proyecto concreto hasta que tras un tiempo indeterminado se dirigieron al Patriarca de Jerusalén, Alberto, a fin de que diera unas normas de vida mediante las cuales pudieran regirse como eremitas y el santo legislador les redactó y concedió una breve fórmula vitae y el consecuente permiso para que se establecieran “iuxta Fontem in monte Carmelo”  todo esto sucedía a finales del siglo XII y principios del siglo XIII. En este lugar deberán construir un pequeño oratorio donde se habría de recurrir diariamente para oír la santa misa y rezar las horas canónicas.

La capilla se construyó y se dedicó a Santa María en cuyo altar se veneraba un icono de la Virgen como titular de la misma y de ahí les vendría el nombre de Hermanos de la Bienaventurada Virgen María del Monte Carmelo o simplemente carmelitas. A mediados del siglo XIII y bajo la amenaza constante del Islam, aquel grupo de ermitaños se vio obligado a refugiarse en lugares más seguros a la vez que iban formándose nuevas comunidades en San Juan de Acre, Chipre, Sicilia, Italia, Malta, Francia e Inglaterra fundando carmelos a semejanza del primitivo de Tierra Santa.

Fue en 1247 a través de la bula Quae honorem conditoris  cuando el papa Inocencio IV reconoció a los carmelitas como orden mendicante junto a franciscanos, dominicos y agustinos lo que permitió su expansión por Europa. Sin embargo este reconocimiento no estuvo exento de polémicas dentro mismo mundo eclesiástico. Estas polémicas se basaban en el hecho de que los carmelitas no podían probar que tuvieran un fundador jurídico y formal como San Francisco de Asís o Santo Domingo de Guzmán. Fue en 1298 cuando el papa Bonifacio VIII suprimió la restricción que sobre agustinos y carmelitas pesaba desde el Concilio de Lyon II (1274) y los equiparó a franciscanos y dominicos.

En su devoción juega un gran papel San Simón Stock un inglés que llega joven a Tierra Santa y allí conoce y se une a la comunidad carmelitana de primera observancia. A su vuelta a Europa procederá a difundir la Orden que fue transformando en mendicante, una vez en Londres fue nombrado superior de la Orden. En su famosa visión de 1251 la Virgen le entrega un escapulario indicándole que era un privilegio tanto para él como para los restantes carmelitas y que quien muriese llevándolo se salvaría. Es un símbolo de la protección de la Madre de Dios y un signo de la consagración de los fieles a la Virgen, signo que nos compromete a vivir las exigencias de la consagración bautismal. Pero existe otro símbolo muy vinculado a la Virgen del Carmen y es el símbolo de la Estrella, tiene su origen en  la Edad Media cuando en el siglo IX el monje Pascasio Ratberto presentaba a la Virgen como estrella del mar que sería el camino hacia Cristo, también  en el mundo cluniaciense Pedro el Venerable se refería a la Virgen como esperanza de los siglos, estrella radiante de la mañana.

Muere en 1256 y ya en 1358 encontramos su culto en España.

ICONOGRAFÍA CARMELITANA:

 En el origen de la Orden (siglo XIII) la iconografía carmelitana está directamente unida a las imágenes dominantes en el mundo cristiano de Oriente, conocidas como Eleúsa (o de la ternura) o como Odegetría (o la que indica el camino).

Los motivos iconográficos más frecuentes que encontramos en las primeras imágenes de las Iglesias carmelitanas son las de la Madre de Dios en la forma de Eleúsa, esta manifestación de la ternura se evidencia en numerosas situaciones, como por ejemplo cuando la Madre y el Hijo aparecen con las mejillas juntas o cuando las manos de la Madre acogen al Hijo o cuando el Hijo acaricia el rostro de la Madre.

PRIMITIVAS IMÁGENES DEL CARMEN:

  • La imagen del Carmen más antigua que como tal se conoce y que recibe un singular culto en su gran basílica de Nápoles es la popularmente conocida como LA BRUNA, “la oscura, la negra”. Esta imagen recorre todas las características propias de la Eleúsa y según una tradición, fueron los frailes carmelitas lo que la trajeron consigo al abandonar el Monte Carmelo a partir de 1238. Fue tal la devoción generada por esta imagen que en 1524 el Capítulo General de la Orden en Venecia determinó que la basílica estuviera bajo la jurisdicción directa del General de la Orden para así favorecer la difusión de la devoción de la sacra imagen entre la gran afluencia de fieles. En casi toda Europa aparecieron reproducciones de LA BRUNA llegándose a contar 53 y en 1657 se hicieron varias reproducciones más hasta el punto de que en Bélgica se estableció que en los conventos e iglesias existiera una reproducción de la misma. Fue en 1875 cuando LA BRUNA fue coronada por el Capítulo Vaticano.

IMAGEN-BRUNA

 

 

  • Nuestra Señora de Trapani es la segunda imagen supuestamente originaria de la capilla y luego más tarde templo conventual del Monte Carmelo, representando a aquella denominada como “Señora del Lugar” que hoy se venera con una sólida y gran devoción tanto por su supuesta procedencia como por su encanto particular. Gozó de una gran popularidad y difusión en España. Se trata de una escultura de alabastro de mediano tamaño que se venera en la basílica de la Annunziata de la ciudad de Trapani, de escuela pisana pero de factura oriental. Su devoción traspasó la frontera italiana, con gran auge desde el siglo XV en toda la geografía europea. En la parte de atrás y en lengua caldea existe una inscripción que indica la fecha del encargo, 1352 Chipre, y otra fecha referente a su traslado, 1370.

 

Madonna_di_Trapani_041

En España, se distribuyen por toda la geografía de Norte a Sur y de Este a Oeste, siendo muy venerada por los marineros, en conventos, oratorios e iglesias.

NUESTRA SEÑORA DEL CARMEN: CASA GRANDE (SEVILLA):

De todos modos se trata de una de las más antiguas vírgenes sevillanas que en opinión de Martinez Alcalde es una antiquísima e inapreciable efigie en alabastro de poco más de 1 metro seguramente del siglo XIV. Con el Niño aprisionando entre sus dedos un pajarillo como imagen alegórica del alma humana que busca refugio al lado de Cristo. Con leves vestigios de haber estado policromada con algunos adornos dorados. Madre e Hijo se cubren con túnica, de sencillos pliegues bastante paralelos, María se cubre con elegante y corto manto, terciado y recogido sobre el costado izquierdo. Este grupo responde a los modelos góticos del siglo XIV e iconográficamente se encuadra junto a la vieja fórmula de la Theotocos en la serie de vírgenes de tipo Odegetría  o María como apoyo y guía de la labor de su Hijo.

virgen-carmen-sanlorenzo2

LA KYRIOTISSA DE NICOSIA:

Hacia finales del siglo XIII los carmelitas del convento de Nicosia hicieron pintar un icono de la Virgen María carmelita y la donaron a la insigne basílica de Santa Sofía, es pues una de las más antiguas representaciones de la Virgen. El icono mide unos 206 cms de altura x 160 cms de base y está pintado sobre piel pegada a una tabla. La Virgen aparece sentada en un trono en el centro del cuadro. Es la KYRIOTISSA,  la Señora que muestra el camino. Con la mano izquierda sostiene a su Divino Hijo y con la derecha abre el manto para proteger a un grupo de carmelitas arrodillados.

LAS VÍRGENES VESTIDAS DEL CARMEN:

La visión stockiana o ENTREGA DEL SANTO ESCAPULARIO llevará implícito la secularidad del hábito carmelita, casi todas las órdenes religiosas antiguas tenían el hábito como un medio de consagración no solo a Dios sino a la Virgen con la promesa implícita de la eterna salvación siempre que se cumpliesen con una serie de requisitos concernientes a la observancia de la misma orden religiosa. Del siglo XV son las pinturas de la Iglesia de San Felice del Benaco (Brescia) en las que aparece la Virgen vestida con el hábito carmelitano y rodeada de los santos Alberto y Angelo de Sicilia. También in maiestá como Madre y Patrona de la Orden es una tela de Pastura de 1501 donde María revestida con el hábito del Carmelo tiene a ambos lados a Elías y Eliseo con 8 escenas que evidencian la historia de su maternal protección.

MADRE DE MISERICORDIA:

Del siglo XV es la preciosa miniatura de un misal que representa a Nuestra Señora del Carmen protegiendo bajo su manto a sus fieles devotos. Y de esta misma tipología de la Virgen amparando a sus fieles devotos bajo su manto es la Madonna del Carmine atribuida al Pordenone, en este cuadro son ya los ángeles lo que despliegan el manto blanco del Carmelo en señal de protección sobre frailes, monjas, cofrades y fieles de todas las edades y condiciones. Durante el siglo XVI y XVII estas representaciones carmelitanas se prodigan sobre todo por España (por ejemplo, retablo de Valdés Leal de 1568 para el Carmen de Córdoba)

LA HERMANDAD EN EL IV ENCUENTRO DE HERMANDADES DE SOCUELLAMOS

El pasado domingo varios miembros de la Junta Directiva acudieron a la invitación efectuada por la Cofradía de Jesús Nazareno y María Santísima de la Esperanza para participar en el IV Encuentro Regional de Hermandades y Cofradías de Jesús de Medinaceli.

Los hermanos de Socuéllamos tomaban el relevo de la Cofradía de Ciudad Real para dar continuidad a esta iniciativa. Los actos comenzaban con la recepción a todos los participantes, cerca de 20 hermandades procedentes de lugares como Herencia, Puerto Lápice, Puertollano, Los Yébenes, Ciudad Real, Tomelloso, Illescas, La Puebla de Almoradiel, Bargas…en la capilla de María Inmaculada.

IMG-20170604-WA0018

IMG-20170604-WA0014

A continuación se iniciaba una procesión con todos los estandartes de las hermandades participantes hasta la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción., donde tuvo lugar la Eucaristía seguida de Besapiés y Besamanos a las imágenes titulares de la Hermandad socuellamina.

IMG_20170604_123348_1CS

Desde allí, visitamos la propia Parroquia así como la cercana casa de la Encomienda donde tuvo lugar un ligero aperitivo.

IMG_20170604_123223_1CS

IMG_20170604_112207_1CS

A continuación la comida de Hermandad que transcurrió en un muy buen ambiente seguida de la visita guiada a las Bodegas del Cristo de la Vega.

Los actos continuaban por la tarde, con exposición del patrimonio de la Hermandad, conferencia con el título “Luces, sombras y retos  de las Hermandades y Cofradías en el momento actual” , designación de la ciudad encargada de la organización del V Encuentro, que finalmente recayó en Herencia. Los actos finalizaron con un video sobre la Cofradía anfitriona y un concierto a cargo del coro de la Universidad Popular.

Una muy agradable jornada, que desde luego merece todo el esfuerzo para su continuidad.

Desde aquí felicitamos a todos los hermanos de Socuéllamos y muy particularmente a su Junta Directiva por el desarrollo de esta jornada y muy agradecidos por la acogida recibida.

 

 

EL DESCENDIMIENTO EN ESPAÑA (VII): Medina del Campo

En esta localidad encontramos la Cofradía del Santo Descendimiento del Señor. Cofradía fundada el 5 de mayo de 1941 aunque sus primeros Estatutos no serían aprobados hasta el 5 de febrero de 1942.

descendimiento1

Cuenta en la actualidad con unos 200 cofrades y participan en tres procesiones de la Semana Santa medinense:

  • Via Crucis popular, el Miércoles Santo con el Santo Cristo del Via Crucis. Desde prácticamente su fundación, la Cofradía ha sido la encargada de organizarlo
  • Procesión del Sacrificio, el Viernes Santo consistente en el traslado de la imagen del Cristo de Santa Clara desde la Iglesia de San Miguel hasta el Monasterio de Santa Clara.
  • Procesión del Silencio, el Viernes Santo en la cual participan con su paso titular.

Visten túnica blanca, capirote blanco, capa y guantes de color negro.

Es este grupo del Descendimiento obra del escultor salmantino Francisco González Macías, y sustituye al que originalmente utilizaba la Cofradía que era obra de Juan Picardo (siglo XVI) que formaba parte del retablo del Descendimiento que en 1559 fue encargado por el regidor de Medina del Campo y su mujer para la capilla familiar que se había abierto en la Iglesia de San Miguel y que actualmente se conserva en el Museo Diocesano y Catedralicio de Valladolid. También en los primeros años de la Cofradía acompañaron al grupo del Calvario de Esteban Jordán.

descendimientopicardo01

De un modo u otro en 1952 la Cofradía encarga a Francisco González Macías la realización de este grupo escultórico con un presupuesto inicial de 30.000 pesetas y con figuras de 1.20m. Este presupuesto fue modificado, ya que las figuras se hicieron de hasta 1.60m siendo el coste final de 60.000 pesetas.

Es en 1958 cuando se hace entrega de la obra, integrada por 7 figuras talladas en madera de pino y policromadas, es característico que en este caso se trata de colores fijos sin dorados ni estofados.

descendimientomedina03

Como es habitual encontramos a José de Arimatea, Nicodemo, San Juan, Maria Magdalena, Salomé y la Virgen.

DESCENDIMIENTO_medina

En todos los casos anteriores habíamos visto a Cristo parcialmente colgado de la Cruz con uno de sus brazos suelto mientras todavía era desenclavado o ya completamente desenclavado pero en posición erguida mientras era descendido. En este caso, encontramos a Cristo completamente desenclavado de pies y manos, se representa el momento exacto en el que es recibido por los personajes que se encuentran al pie de la Cruz, José de Arimatea ya sólo lo agarra con su mano izquierda por el antebrazo derecho, mientras se mantiene agarrado al travesaño horizontal de la Cruz.

descendimientomedina02

De los personajes situados al pie de la Cruz, sólo Nicodemo coge realmente a Cristo asiéndolo por el brazo izquierdo, ya que San Juan parece estar en posición de espera pasando su brazo por debajo del cuerpo de Cristo pero sin llegar a sostenerle simplemente apoya.

También como elemento original, en este conjunto María Magdalena se sitúa por detrás de la Cruz, con una expresión mezcla de expectación y tristeza. La Virgen María, está de frente a su Hijo, con una honda expresión de tristeza en su rostro con sus manos mantenidas en alto en actitud de súplica, en tanto es consolada por la última de las imágenes, que dirige su mirada hacia ella y parece en aptitud de abrazarla.

Todas las imágenes se han obtenido de la página web de la Semana Santa de Medina del Campo y de la página web de la Hermandad de la Escalera de Medina de Rioseco.

CRUZ DE MAYO

Una de las festividades que más caracterizan al mes de Mayo son las llamadas “Cruces de Mayo”. En Tarancón, desde hace un par de años la Venerable e Ínclita Hermanad de Nuestro Padre Jesús Nazareno contribuye a la recuperación y mantenimiento de la misma con la instalación de su particular “Cruz de Mayo” en el atrio de la llamada Puerta del Sol de Nuestra Parroquia de la Asunción. También podemos encontrar por ejemplo que la cruz que se encuentra frente a la Ermita de San Juan aparece engalanada durante estos días.

IMG-20170429-WA0010

El nombre litúrgico de esta festividad, que al fin y al cabo tiene como fundamento el festejar el culto a la Cruz de Cristo, es el de “Invención de la Santa Cruz[1]” y como se sabe se festeja el 3 de mayo[2]. Veremos a continuación cual es el origen de esta festividad.

Algunos autores, consideran que existe un claro nexo entre la festividad cristiana y antiguos ritos paganos como es el Árbol de Mayo, que era un culto común entre celtas, germanos, griegos, romanos y eslavos. En Roma la festividad recibía el nombre de Arbor Intrat y consistía en cortar un pino engalanarlo con guirnaldas violetas, cintas de lana y una imagen de la diosa Atis. En la Francia medieval, por ejemplo los campesinos el 1 de mayo ponían árboles decorados junto a las casas señoriales y las iglesias.

Sin embargo a pesar de estas posibles conexiones, lo cierto es que la devoción a la Santa Cruz es una de las más antiguas de la Iglesia apareciendo referencias por ejemplo en el calendario y fuentes litúrgicas mozárabes; en el texto Lex Romana Visigothorum  del 654 ya se menciona esta festividad e incluso en fecha aún más temprana, 650, en el Leccionario de Silos se la menciona como  dies Sanctae Crucis.

 Esta devoción hacia la Cruz de Cristo se traduce no sólo en la ya mencionada festividad de la Cruz de Mayo sino en la festividad que cada 14 de septiembre se celebra en honor de la Exaltación de la Cruz. En ambos casos cuando se consultan las diversas fuentes existentes parece que el nexo de unión es el hallazgo de la Cruz de Cristo en el monte Calvario.

 Si queremos conocer cómo se produjo el hallazgo de la Cruz de Cristo, las primeras referencias las encontramos en San Cirilo de Jerusalén que en la decimotercera catequesis anagógica en el 347 hace constar la larga difusión de las reliquias de la Santa Cruz. Pero es necesario que retrocedamos un poco más.

Según Eusebio de Cesárea, Constantino en el 311 antes de la batalla contra Majencio tuvo un sueño en el cual vio una cruz luminosa en los aires y oyó una voz que le decía “in hoc signo vinces” de modo que al empezar la batalla mandó colocar la cruz en varias banderas de sus legiones, exclamando “confío en Cristo, en quien cree mi madre Elena”. Como sabemos la victoria de Constantino fue aplastante y esto le permitió ser emperador y en agradecimiento permitió la libertad de culto de los cristianos. Es en este momento cuando su madre, Santa Elena pide permiso a Constantino para buscar en Jerusalén la cruz de Cristo[3].  Santa Elena durante su peregrinación a Tierra Santa en el 327 hizo derribar un templo dedicado a Venus y edificado en el monte Calvario, sustituyéndolo por una suntuosa basílica, es en este momento cuando se encuentran tres cruces, como no se podía distinguir la verdadera Cruz recurrieron a una mujer agonizante que al tocar una de las cruces sanó, de tal modo que se entendió que esa era la Cruz de Cristo. Pero no sólo se recuperó la Cruz sino que Santa Elena volvió a Roma con los clavos y el titulus de la misma.

En un primer momento la primera fecha en la que se celebró era el 14 de septiembre, ya que se rememoraba la dedicación de la Basílica levantada por Constantino en el Calvario y era propia de Jerusalén donde adquirió una gran importancia tanto o más que la Pascua o la Epifanía[4] desde Jerusalén la fiesta se difundió por las Iglesias orientales como Constantinopla, Apamea y Alejandría y sobre el siglo VII debió alcanzar Roma, de hecho el Liber pontificalis  deja entrever que en época del Papa Sergio (687-701) la fiesta ya preexistía y que además este Papa añadió el mostrar y adorar la Cruz que se conservaba en el Laterano.

Por otra parte las Iglesias galicanas adoptaban una festividad análoga titulada “De Inventione Sancta Crucis” que se fijaba el 3 de mayo.

De este modo, el 14 de septiembre quedaba como festividad de la Exaltación de la Cruz y servía para conmemorar la victoria del emperador bizantino Heraclio sobre los persas en el 628 y que permitió la recuperación de la Vera Cruz y con el traslado al 3 de mayo se recordaba el momento en el que Santa Elena, en el 326 descubría la Vera Cruz.

 

[1] Se conoce con el nombre de INVENCIÓN de la Santa Cruz porque “hallar” o “encontrar” en latín se dice invenio.

[2] A pesar de lo extendido de esta festividad, tras la reforma de la liturgia romana, Juan XXIII en 1960 con el motu proprio “Rubricarum instructum” perdió importancia en el calendario romano. Este tipo de documentos, son propios de la Iglesia Católica y emanan directamente del Papa y contienen la promulgación de una ley particular que modifica y perfecciona la Constitución apostólica.

[3] En este punto existen discrepancias entre las fuentes ya que por ejemplo la Crónica alejandrina señala la Invención de la Cruz el 14 de septiembre de 320, para el autor del Liber pontificalis fue el 310, para Egeria sería en el 335 cuando se dedican las dos basílicas constatinianas la de Anastasis  y la de Martyrium  e incluso a quién señala la época del emperador Tiberio siendo obispo de Jerusalén, Santiago. Pero no sólo existen discrepancias en las fechas, sino que además aunque Eusebio recuerda el viaje de Santa Elena a los Santos Lugares no dice nada del hallazgo, y San Cirilo que sí menciona la Invención de la Cruz no la asocia a Santa Elena.

[4] Alejandro de Chipre (siglo VI) en su gran discurso sobre la Invención de la Cruz, designó ya la fiesta con el título de “exaltatio praeclarae Crucis